Las distintas civilizaciones que se han ocupado de dar forma a la historia del mundo, revelan algo en particular y es el constante deseo de encontrar una explicación para el origen de las cosas, esto precisamente es lo que permite dar forma a la mitologia, pues el término se emplea para hacer referencia al conjunto de creencias que rige una comunidad. Por consiguiente, abordaremos específicamente la mitología romana con la idea de extraer aquellas deidades femeninas que por su significado y por sus implicaciones para esta antigua sociedad se niegan a perderse en el olvido.

Por supuesto que las diosas de la mitología romana son muchas, sin embargo es de resaltar que antes de recibir la notable influencia griega que es lo que ayudó a crear una historia sólida sobre sus orígenes y lazos familiares, estas divinidades fueron tomadas básicamente como esencias celestiales que podían reflejarse en los seres vivos, es decir, no se profundizaba demasiado en su forma o personalidad.

Diosas de la mitología romana

  • Diana: diosa de la luna, de la virginidad y de la caza; su fuerza y su notable belleza atlética se combinaban bastante bien para que muchas personas optaran por rendirle culto, desde las doncellas que estaban a puertas de casarse hasta los ciudadanos de clase inferior por la acción que ejercía en los bosques.
  • Venus: diosa del amor, la fertilidad y el sexo; la versión romana de esta divinidad la muestra como una guía para alcanzar la victoria y la denomina protectora de quienes ejercen la prostitución.
  • Minerva: diosa de la guerra y del olivo; se le relaciona con la sabiduría, la medicina, las artesanías y el comercio, algunos insisten en que fue ella quien inventó los números y las notas musicales.
  • Vesta: diosa del hogar y la familia; su culto inicialmente fue manejado de manera íntima en los hogares para pasar posteriormente al propio estado romano, lo cual nos habla un poco de la trascendencia que pudo alcanzar esta diosa simbolizada con el fuego sagrado.
  • Victoria: diosa romana de la victoria y por lo tanto favorita de las fuerzas armadas, tanto los juegos de gladiadores como las grandes batallas eran escenarios en los cuales se buscaba el amparo de esta divinidad.

Las divinidades romanas

Existe una especie de división entre los dioses que se consideran propios del estado romano y aquellos que fueron adoptados posteriormente siendo considerados dioses extranjeros, tal y como es posible notar, la mayoría de estas diosas tenían mucho que ver con las necesidades básicas de esta comunidad.

 

http://www.revistapem.org/wp-content/uploads/2017/10/5-Poderosas-diosas-de-la-mitología-romana.jpghttp://www.revistapem.org/wp-content/uploads/2017/10/5-Poderosas-diosas-de-la-mitología-romana-150x150.jpgredactorCultura y OcioLas distintas civilizaciones que se han ocupado de dar forma a la historia del mundo, revelan algo en particular y es el constante deseo de encontrar una explicación para el origen de las cosas, esto precisamente es lo que permite dar forma a la mitologia, pues el término se...Revista PEM para las mujeres, con la información más interesante de la red