Bastante sociable y llena de vitalidad, la raza beagle es de origen inglés y se distingue por contar con la facilidad de adaptarse con facilidad tanto al entorno del campo como de la ciudad. Puesto que son inteligentes, alegres y bastante complacientes, los beagles son muy buenos sabuesos, se relacionan bastante bien con otros perros y realmente no requieren de tantos cuidados, lo que los convierte en una muy buena opción para llevar un nuevo compañero a casa.

El beagle es valiente, fiel y afectuoso, pero es de tener en cuenta que su carácter divertido muchas veces puede jugar en contra ya que puede complicar un poco su entrenamiento, todo lo contrario al rottweiler que es mucho más centrado y obediente.

Cuidados específicos del beagle

Al estar siempre llenos de energía, estos perros requieren de espacios diarios de actividad física donde puedan liberar al menos un poco ese caudal de vigor acumulado. En cuanto a su higiene, las cosas son bastante sencillas gracias a que disponen de pelo corto y plano, por lo que resta prestarle mucha atencion a sus orejas ya que al ser tan largas suelen acumular tanto humedad como importantes cantidades de polvo y suciedad.

Con un baño mensual es más que suficiente, sin embargo el cepillado del pelo si debe hacerse por lo menos de dos a tres veces por semana. Para la adecuada alimentación del beagle es preciso considerar su edad para determinar sus necesidades nutricionales, pero lo que sí se recomienda es controlar muy bien las cantidades por día ya que estos perros son casi que insaciables y desean comer constantemente lo cual puede afectar su salud.

La salud del beagle

Al ser por tradición perros de caza, el beagle para sentirse pleno y feliz requiere de actividades que lo lleven a sentirse verdaderamente cansados, es por ello que se insiste en lo trascendente que es el ejercicio para ellos. Como ya lo anotábamos, su gran apetito muchas veces puede salirse de control y llevarlos a estados de obesidad, de manera que se encuentra en el propietario la responsabilidad de cumplir horarios y raciones establecidas por el veterinario, quien también deberá mantenerse al pendiente de síntomas de epilepsia pues esta enfermedad es muy frecuente en esta raza.

Los ojos y las orejas son zonas muy sensibles y vulnerables, por tanto se debe tener especial cuidado al momento del baño. Tanto la vacunación como los respectivos desparasitantes hacen parte de los cuidados básicos para elevar tanto su calidad como expectativa de vida.

 

http://www.revistapem.org/wp-content/uploads/2018/03/Los-cuidados-de-un-perro-beagle.jpghttp://www.revistapem.org/wp-content/uploads/2018/03/Los-cuidados-de-un-perro-beagle-150x150.jpgredactorCiencia y Medio AmbienteBastante sociable y llena de vitalidad, la raza beagle es de origen inglés y se distingue por contar con la facilidad de adaptarse con facilidad tanto al entorno del campo como de la ciudad. Puesto que son inteligentes, alegres y bastante complacientes, los beagles son muy buenos sabuesos, se relacionan...Revista PEM para las mujeres, con la información más interesante de la red