Las campañas de prevención contra el embarazo adolescente no han tenido el eco necesario para que las cifras logren disminuir de manera considerable, esto apoyado en una serie de creencias populares y por supuesto en el desconocimiento se ha transformado casi que en un problema de salud pública por el que es indispensable seguir trabajando.

Si bien las consecuencias del embarazo precoz son de conocimiento común, muchas veces las personas no llegan a caer en cuenta verdaderamente sobre las implicaciones que este representa tanto para la vida de la madre como para la del niño y es entonces cuando los denominados mitos sexuales prevalecen sobre una realidad que puede ser analizada e incluso programada en el momento adecuado.

Mitos populares sobre el embarazo precoz

  • No te quedes atrás, todos lo hacen. Algunos chicos y chicas se dejan influenciar por lo que escuchan comentar a sus amigos y para no quedarse atrás inician su vida sexual sin la correspondiente orientación y sin saber sobre métodos de planificación, además por supuesto de no disfrutar el momento y solo hacerlo por cumplir con lo que cree “debe” hacer.
  • Nadie queda en embarazo la primera vez que lo hace. Es algo totalmente falso en lo que muchas chicas se apoyan para no exigir un preservativo. La verdad es que mientras una chica se encuentre ovulando puede quedar embarazada sin importar si está perdiendo su virginidad.
  • El embarazo precoz es igual al normal. Ni a nivel físico ni a nivel emocional es lo mismo y más teniendo en cuenta que el cuerpo de la adolescente aún no terminado de desarrollarse. Lo anterior sumado a la presión social y familiar pueden convertir esta etapa en una de las angustiantes y traumáticas.
  • La culpa es de la chica por no planificar. Este punto es bastante polémico ya que no todo es blanco o negro, en algunos casos no existe una educación pertinente que se encargue de aconsejar respecto a los métodos de planificación, otras veces pasa que los chicos manipulan diciendo que hacerlo sin protección es una gran muestra de amor y confianza. Finalmente están los casos de abusos y violaciones donde sencillamente no hay manera de cuidarse.

La experiencia de un embarazo adolescente no siempre es tan placentera y armoniosa como la de aquella mujer que toma la decisión de ser madre cuando se siente preparada en todos los aspectos, por tanto no se puede disfrazar la problemática señalando por ejemplo que es mejor así ya que sencillamente madre e hijo crecen juntos.

 

http://www.revistapem.org/wp-content/uploads/2017/02/mitos-sobre-el-embarazo-precoz-1024x682.jpghttp://www.revistapem.org/wp-content/uploads/2017/02/mitos-sobre-el-embarazo-precoz-150x150.jpgredactorSaludLas campañas de prevención contra el embarazo adolescente no han tenido el eco necesario para que las cifras logren disminuir de manera considerable, esto apoyado en una serie de creencias populares y por supuesto en el desconocimiento se ha transformado casi que en un problema de salud pública por...Revista PEM para las mujeres, con la información más interesante de la red