La tarea de comprender la lectura puede representar más dificultades de las que creemos ya que lo cierto es que este proceso no siempre se realiza bajo las condiciones adecuadas, pues lo cierto es que se requiere de un trabajo antes, durante y después para que la persona realmente pueda apropiarse del conocimiento presentado. Por lo anterior, veremos en esta oportunidad algunas recomendaciones para una buena lectura, las cuales corresponden a pautas básicas para conseguir mayor efectividad y beneficio de esta actividad.

Si bien la estimulación de la comprensión lectora es algo que ocurre desde la infancia, cuando el adulto toma la determinación de fortalecer esta capacidad puede servirse tanto de las estrategias que se comparten en https://estrategiasdelectura.com como de los cientos de recursos que existen en la web para conseguir este anhelado resultado.

Fases para lograr una buena lectura

  • Antes de la lectura: es esencial que antes de dar inicio a la lectura, la persona se plantee el para qué va a hacerlo pues esto le ayudará a elegir el abordaje adecuado. Hojear un poco el texto pasar saber de qué se trata y así retomar los conocimientos previos es tan indispensable como verificar la extensión del escrito para organizarse en términos de tiempo y de apartados más trascendentes.
  • Durante la lectura: crear escenas mentales con la información que se está presentando ayuda a fijar los conceptos, asimismo crear hipótesis en cuanto a lo que va a ocurrir y buscar el significado de las palabras desconocidas para incrementar el vocabulario y no salirse del sentido propuesto por el autor.
  • Después de la lectura: una vez culminado el texto opciones como contarle a alguien con palabras propias lo entendido, escribir un resumen o síntesis o simplemente acudir a algún tipo de diagrama para jerarquizar las ideas son puntos claves para dar paso a las conclusiones y a la interiorización del tema.

La importancia de la motivación y la concentración

Un requisito indispensable para que todo lo anterior funcione es que el lector tenga la disposición suficiente para efectuar la lectura, pues la verdad es que es a partir de la motivación que el cerebro consigue disponerse de manera adecuada para que este proceso no resulte tan complejo como a primera vista podría concebirse.

Respecto al requerimiento de la concentración, evitar que la mente se disperse y enfocarla es primordial para no tener que releer y perder tiempo valioso, así las cosas todos estos factores deben actuar en conjunto.

 

http://www.revistapem.org/wp-content/uploads/2018/03/Recomendaciones-para-una-buena-lectura-1024x576.jpghttp://www.revistapem.org/wp-content/uploads/2018/03/Recomendaciones-para-una-buena-lectura-150x150.jpgredactorCultura y OcioLa tarea de comprender la lectura puede representar más dificultades de las que creemos ya que lo cierto es que este proceso no siempre se realiza bajo las condiciones adecuadas, pues lo cierto es que se requiere de un trabajo antes, durante y después para que la persona realmente pueda...Revista PEM para las mujeres, con la información más interesante de la red