La cinta de correr es un equipo que encontramos en gimnasios, pero que también fácilmente podemos adquirir para tener en el hogar. Su simplicidad hace que sea lo primero que pensamos en usar para perder unos kilitos, pero en realidad esa simplicidad no se correlaciona con la enorme utilidad que podemos darle. Las rutinas aplicadas sobre y con ella te harán adelgazar más rápido de lo que crees ¡Veamos!

Algo más que una cinta de correr

Si  luego de tanto pensar haz decidido invertir en una cinta de correr, busca Cintas de correr baratas, de igual forma, en su mayoría cumplen las mismas funciones, exceptuando algunas de alta tecnología que pueden traer incorporado televisión, radio, puerto USB, entre otros accesorios y funciones.

Aunque la cinta está creada para caminar, trotar o correr según la velocidad con que se use, puedes aplicar la creatividad, y aprovechar de darle la mayor utilidad posible ¿Cómo así? Bueno la cinta puede ser usada para realizar ejercicios que fortalezcan tanto las piernas y glúteos como el abdomen, pecho y brazos.

Asimismo, pudiese emplearse los agarres laterales como barras, de manera que permitan el apoyo para realizar paralelas y abdominales de rodilla al pecho. Por otra parte, utiliza la cinta de correr estando fija para efectuar flexiones de pecho.

Tips de las rutinas

Para ver mejores efectos sobre la balanza, pon en práctica el entrenamiento sobre la cinta de correr más los tips que te daremos a continuación.

Principalmente modifica la alimentación, enfócate en comidas saludables, toma batidos verdes para adelgazar e hidrátate correctamente (1.5lts de agua por día aproximadamente).

¡Haz circuitos!

De verdad no hay razones comprobadas para separar ejercicios cardiovasculares (aeróbicos), de los ejercicios de fuerza (musculares o anaeróbicos), si llegases a oír algo sobre ello, son simplemente mitos. Ambos ejercicios son completamente compatibles, practicarlos combinados o en circuitos aumenta potencialmente los resultados.

Por ejemplo, alterna carreras de periodos cortos con series de alzamiento de pesas, esto reducirá el impacto de las carreras sobre las rodillas y tobillos. También en los periodos de descanso del cardio, realiza series cortas de sentadillas con mancuernas, del mismo modo, ejecuta series de zancadas o patadas, las mismas son ventajosas en el fortalecimiento de piernas y glúteos.

Agrega unos 10 minutos de ejercicios de estiramiento y calentamiento, preferiblemente al inicio de la rutina. Así como también, realiza el entrenamiento sobre la cinta de correr, mínimo tres veces por semana, de 30 a 40 minutos cada día. Asegúrate de elevar la frecuencia cardíaca hacia la zona óptima de consumo de grasas (existen parámetros que indican los valores normales de aumento de la frecuencia cardiaca durante el ejercicio).

Además, puedes aplicar inclinación a la cinta y usarla de este modo, lo que se traduce en aumento de la intensidad y del esfuerzo, por ende mayor cantidad de calorías quemadas.

Para concluir, siempre antes de entrenar, revisa las técnicas de realización de todos los ejercicios, el cumplimiento de las posturas ergonómicas evitaran lesiones, dolores, y malos ratos, un entrenamiento con buenos resultados siempre está basado en la ejecución correcta.

http://www.revistapem.org/wp-content/uploads/2017/08/Cinta-de-correr-1024x684.jpghttp://www.revistapem.org/wp-content/uploads/2017/08/Cinta-de-correr-150x150.jpgadminSaludLa cinta de correr es un equipo que encontramos en gimnasios, pero que también fácilmente podemos adquirir para tener en el hogar. Su simplicidad hace que sea lo primero que pensamos en usar para perder unos kilitos, pero en realidad esa simplicidad no se correlaciona con la enorme utilidad...Revista PEM para las mujeres, con la información más interesante de la red